Piel sana

Ideas prácticas para no descuidar tu piel en la locura cotidiana de los días.

Por Edith Sztychmasjter

Teenage Girl Looking in Mirror

La piel constituye el órgano más grande del cuerpo. Reacciona a los cambios hormonales, al humor, a la alimentación y a las inclemencias del tiempo. Acompaña el paso de los años y se merece  cuidados diarios.

Myriam Chain, dermatóloga, Directora de Aisthetike nos ayuda a conocer los principios básicos para tener una piel saludable y bella.

– Las mujeres, madres, trabajadoras que andan siempre a las corridas, ¿qué pueden hacer a diario, que sea simple y efectivo para cuidar su piel?

– Todas deberían tener aunque sea mínimos cuidados en dos momentos claves del día: antes de acostarse y a la mañana. Una simple higiene con algún agente tensioactivo (o agua y jabón neutro) más una crema hidratante (nocturna antiage y/o nutritiva por la noche y también en la mañana). Sumado a esto, una limpieza profunda, un peeling o algún tratamiento revitalizante pueden ayudar a complementar estos cuidados básicos. A su vez, es aconsejable acceder en el año, en una o dos oportunidades, a sesiones de tratamientos antiedad o antimanchas. Pueden ser opciones que requieren un mínimo de tiempo invertido y  con excelentes resultados.

– ¿Qué tan importante es la alimentación?

– El agua en buena cantidad, los alimentos con grasas monoinsaturadas y polinsaturadas, las vitaminas A-B-C-Y-D y los minerales como selenio, zinc, azufre y hierro que se encuentran en los alimentos que diariamente podemos consumir si organizamos una dieta saludable, nos ayudarán a que nuestra piel luzca hidratada, luminosa y tersa.

– A veces en lugar de comprar cremas tentadas por la publicidad, no sería mejor hacer una consulta a la dermatóloga, ¿porqué? ¿Qué ganamos en ese tiempo?

– Siempre que un dermatólogo evalúa la piel y realiza un diagnóstico, sobre ello propone un tratamiento mucho más adecuado y personalizado. Al mismo tiempo puede pesquisar lesiones importantes de la piel. Es muy conveniente  pedir consejo profesional a la hora de comprar cremas o cosméticos, principalmente para no dañar la piel y usar el producto más indicado para cada persona.

 

(Recuadro) Rayos de sol

En Mamás con aire de radio (1) Natalia Muñoz Balestra, médica dermatóloga, habló de cómo cuidar la piel del sol para que sea sólo fuente de vida. Dijo:

¿ESTAS EMBARAZADA? Las futuras mamás, por el cambio hormonal que están viviendo, producen más melanina: una sustancia en la piel que provoca manchas. Salen en la cara y otros lugares del cuerpo, por eso deben cuidarse usando un protector solar en forma adecuada: aplicarlo 30 minutos antes de salir al sol y reponerlo cada 2 o 3 horas, debe ser de amplio espectro, que cubra radiación ultravioleta A y B y evitar la exposición en horas picos, o sea, entre las 10 y 16 horas. Usar gorros, lentes y en lo posible caminar por la sombra.

ALERTA RECIÉN NACIDOS. No se aconseja exponer al sol a los bebés menores de 6 meses ya que no pueden usara protector solar porque es tóxico. Pasada esa edad hay que extremar los cuidados. Si la sombra que proyecta nuestro cuerpo es pequeña, es señal de que no podemos salir al sol. Si la sombra es larga, nos vamos a dar una vuelta. Vienen fórmulas especiales para niños, son los protectores pediátricos. De nuevo: aplicarlo 30 minutos antes de salir, reponer cada dos horas, buscar que sea resistente al agua. Y ponerle un gorrito al bebé, vistiéndolo con ropa adecuada, con trama más cerrada.

LAS MAMAS CUIDAMOS A LOS OTROS, ¿Y NOSOTRAS? El sol es fuente de vida pero exponerse en forma inadecuada lo transforma en nuestro principal enemigo: produce el 90% de los casos de cáncer de piel. ¡Tenemos que cuidarnos siempre! No importa la edad ni la época del año.

(1) http://mamasconairederadio.com/2013/01/18/que-el-sol-sea-vida

About madreemprendedora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *