Delegar para hacerle trampa al tiempo

Organizar las tareas, confiar en otros y obtener buenos resultados resume una estrategia.

Por Edith Sztychmasjter

 http://www.dreamstime.com/royalty-free-stock-photography-seo-computer-key-showing-internet-marketing-image26476567

En la sociedad de hoy hay un diagnóstico común: estrés y cansancio  que se ve potenciado por menos tiempo y más tareas. Sin embargo existe una luz para transitar el túnel de compromisos,  de vértigo y con rapidez: delegar.

En empresas o fábricas, también en el hogar, se aprecia la necesidad de distribuir y organizar el trabajo, para optimizar tiempos y resultados. Por ello, el jefe  eficiente, busca qué funciones puede traspasar al personal de su equipo y cuales realizar personalmente.

Delegar es una potente herramienta para formar y  no exime de responsabilidad. Repartir tareas, compartir objetivos y acciones es más sencillo de lo que imaginamos aunque nos cueste aceptar que otro hará el trabajo.

Generalizando, a las mujeres les cuesta más delegar en casa, mientras que a los hombres les ocurre lo mismo en el trabajo“, señala Mariángeles Nogueras, autora de “Mi familia… mi mejor empresa”. Nogueras, directora general de la consultora holandesa OFA, especializada en gerencia familiar (1)establece  en su libro, un símil entre la familia y la empresa.

 

Las dificultades al momento de organizarse

Cualquier persona tiene una determinada capacidad para responder. Cuando se demanda más acciones, se acumula trabajo o compromisos se afronta la decisión de encomendar y reorganizar las tareas. En muchas ocasiones piensa no poder hacerlo porque:

  • Nadie lo hace como yo, miedo a perder el control y la omnipresencia.
  • Siente falta de confianza hacia  las otras personas o no cree en trabajar en equipo
  • No cuenta con recursos (físicos o económicos)
  • Desinformación

 

Paso a paso, todo se aprende

“Delegar siempre tiene una parte de capacitación (qué tiene que hacer la persona, qué se espera de él y cómo puede hacerlo) pero luego el acompañamiento es cada vez menos seguido y más periódico y orientado a resultados. Al final del día, veremos si llegó al resultado que se necesitaba”, declara Agustín Rabinovich, senior associate de Michael Page Executive Search, consultora especializada en selección de ejecutivos. (2).

Encargar, distribuir, es un ejercicio, cuanto más se lo practica más se lo domina y se realiza en pasos simples:

  • Confiar en la persona
  • Explicarle la tarea, con los objetivos y plazos permitiendo incorporarle sus métodos
  • Supervisión, control para llegar a la meta deseada
  • Flexibilidad para modificar temas no resueltos o cambiar los objetivos

La tecnología facilita la vida y en la modalidad de trabajo 2.0 contamos con herramientas como: la asistencia virtual, la existencia de aplicaciones gratuitas y la posibilidad de tener un equipo de socios on line. En este entorno, hay un nuevo enfoque en el liderazgo actual: delegación dinámica. (3) Ella es una forma de colaboración con objetivos compartidos, responsabilidades y control de trabajo que se resuelve en el equipo.

El tiempo es un recurso no renovable, que exige más que habilidades o herramienta gerenciales. Aprender a compartir tareas, confiar, supervisar, son necesidades del trabajo, una nueva forma de vida para aplicar en todos los ámbitos.

Y como dice  José María Acosta Vera en su libro “Delegar es la única trampa que podemos hacerle al tiempo” (4).

 

 

  1. http://www.diarioinformacion.com/vida-y-estilo/salud/2012/01/26/aprender-delegar/1216372.html
  2. http://www.buenosnegocios.com/notas/147-aprendiendo-delegar
  3. http://www.ellas2.org/2013/04/08/delegacion-dinamica-la-herramienta-de-liderazgo-de-moda/
  4. http://www.josemacosta.com/libros/9-delegar

 

About madreemprendedora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *